Escrito por 12:28 Comunicados, Destacados, Economía, Energía

Fusionando Sostenibilidad e Inteligencia: la perspectiva clave para el Futuro empresarial

Compartir

La sostenibilidad, tradicionalmente asociada al ámbito medioambiental, podemos extenderla al contexto empresarial hacia una perspectiva «informacional», donde las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) desempeñan un papel crucial. En este contexto, emerge la noción de «sostenibilidad inteligente», que es mucho más que una estrategia empresarial, pues es una forma de pensar y actuar que integra la inteligencia tecnológica para abordar los desafíos ambientales y sociales. En el mundo empresarial, esta conexión entre inteligencia y sostenibilidad está redefiniendo la forma en que las empresas operan y se relacionan con su entorno. Implica aprovechar soluciones innovadoras como la IA, la RA y la IoT industrial para optimizar procesos, a la par que minimizar impactos ambientales, mientras se promueve un crecimiento sostenible.

La inteligencia empresarial, que implica el proceso de extracción de información relevante para respaldar decisiones, se convierte en un componente esencial de la sostenibilidad inteligente. Las organizaciones están aprovechando las tecnologías digitales para comprender y optimizar su desempeño, utilizando datos, que son evidencias, para guiar decisiones informadas en un entorno empresarial cada vez más complejo.

Demostrar la sostenibilidad va más allá de las certificaciones, implica una transformación profunda en la forma de operar de las empresas, un cambio de filosofía y de visión, equilibrando beneficios económicos con impacto ambiental y social.

Cada empresa debe incorporar la sostenibilidad en tres áreas clave, para tomar decisiones informadas y conscientes respaldadas por datos precisos y con un enfoque económico hacia lo circular:

Definición del producto: Esto implica establecer las características del producto, desde su composición hasta su funcionalidad. Además, implica considerar todo su ciclo de vida, desde la fabricación hasta su eventual retirada del mercado, incluyendo la asignación de materiales de manera sostenible.

Realización del producto: Aquí nos referimos al proceso de fabricación, construcción o ensamblaje del producto. Es esencial gestionar la logística de materiales y residuos de manera integral, desde el inicio hasta el final del proceso, asegurando prácticas que minimicen el impacto ambiental.

Provisión del servicio: Durante esta etapa, el producto está en manos del cliente, y tanto el cliente como el fabricante comparten la responsabilidad de su uso adecuado. Es fundamental haber establecido pautas para un uso sostenible del producto, promoviendo activamente prácticas responsables y conscientes.

Empresas líderes como HP, BMW y Textil Olius están adoptando tecnologías para impulsar la sostenibilidad inteligente en sus operaciones. De esta forma, logran ser más productivas, eficientes, ahorrar costos y recursos, y al mismo tiempo reducir su huella de carbono.

HP, líder en tecnología, utiliza la solución tecnológica PLM (Product Lifecycle Management) de PTC Windchill para optimizar su proceso de diseño de productos, haciéndolo más respetuoso con el medio ambiente y sostenible. Su meta no solo era cumplir con las regulaciones ambientales, sino también demostrar de manera transparente su compromiso con la sostenibilidad en todas las etapas del ciclo de vida del producto. Esta plataforma permitió a HP organizar y gestionar de manera integral toda la información relevante, conectarla y compartirla con todos los departamentos involucrados, facilitando así la demostración de sus cumplimientos en materia de sostenibilidad.

Textil Olius, una empresa dedicada a la fabricación de fieltros de lana natural, ha apostado por la IoT industrial con PTC Thingworx para mejorar la eficiencia en sus procesos de producción. Mediante la monitorización en tiempo real y el análisis de datos, Textil Olius ha logrado reducir el desperdicio de materiales y optimizar el uso de recursos, alineando sus operaciones con principios sostenibles.

BMW, fabricante líder en el sector de la automoción, es otro ejemplo destacado de cómo la sostenibilidad inteligente está transformando las prácticas empresariales. La compañía está utilizando soluciones de IoT para optimizar, en base a la inteligencia recabada, la eficiencia energética en sus procesos de fabricación y diseñar vehículos más sostenibles. Desde la selección de materiales hasta la producción y el reciclaje, BMW está comprometido con la reducción de su impacto ambiental y la promoción de la movilidad sostenible.

En resumen, la sostenibilidad inteligente implica aprovechar la inteligencia tecnológica para promover prácticas empresariales responsables y sostenibles. Al integrar la inteligencia y las tecnologías digitales en su modelo de negocio, las organizaciones pueden reducir su huella de carbono e impacto medioambiental, ahorrar en consumos energéticos y ser más competitivas.


Compartir
Close