Escrito por 12:37 Comunicados, Destacados, Ecología y Medio ambiente, Economía

AIMPLAS participa en un proyecto para reciclar residuos de mezclas algodón-poliéster

Compartir

Los residuos textiles que contienen poliéster y algodón, ampliamente utilizados en la industria textil, a menudo se enfrentan a la incineración o la disposición en vertedero al final de su vida útil debido a su naturaleza multimaterial, que dificulta su separación y reciclado convencional. AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, participa en el proyecto RECIMAP que pretende abrir nuevas vías para abordar la problemática de los residuos plásticos complejos, como los textiles con mezclas de algodón-poliéster, impulsando así una economía circular sostenible en el sector.

La empresa Bespoke Factory Group lidera esta investigación, financiada por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) y en la que participan, además de AIMPLAS, la Universidad de Valencia, a través del grupo de investigación en Ingeniería Ambiental (GI2AM) del Departamento de Ingeniería Química dirigido por el profesor Javier Álvarez, y el Consorcio Valencia Interior V3

Proyecto para reciclar residuos

La investigadora de Reciclado Químico en AIMPLAS, Belén Taroncher, ha destacado que “el proyecto RECIMAP contribuye significativamente a la economía circular, ya que la cantidad de residuos textiles que se recogerán en los próximos años se prevé que siga aumentando, en parte debido a las regulaciones europeas relacionadas con la responsabilidad ampliada del productor (RAP). Esto plantea la necesidad de encontrar soluciones efectivas para estos residuos y brinda oportunidades a las empresas valencianas para mejorar su competitividad”.

En concreto, se investiga una innovadora vía de reciclaje que transforma estos residuos complejos en materiales reciclados de alta calidad y en ácido láctico, un componente esencial para la producción de ácido poliláctico (PLA). RECIMAP se enfoca en la separación selectiva de mezclas de algodón y poliéster mediante la síntesis y el uso de líquidos iónicos, una alternativa más sostenible desde el punto de vista ambiental a los disolventes tradicionales. La fracción de poliéster se reciclará utilizando técnicas mecanoquímicas para obtener poliéster reciclado, mientras que la fracción de algodón se utilizará para la producción de ácido láctico a través de un proceso de fermentación ácido-láctica. El ácido láctico es un producto de alto valor y gran demanda en la industria del plástico, especialmente como componente del PLA.

“El proyecto RECIMAP representa una innovación técnica y empresarial significativa al abordar un nuevo enfoque de reciclaje que no solo valora los residuos textiles complejos, sino que también genera materiales reciclados de alta calidad y alto valor económico. Esto incluye el poliéster reciclado, con una menor huella de carbono que el poliéster virgen, y el ácido láctico, un componente esencial para la producción de PLA” ha explicado Taroncher, investigadora principal del proyecto en AIMPLAS.

La investigación está financiada por la Generalitat Valenciana a través de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), y la financiación de la Unión Europea gracias al Programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, dentro de la convocatoria de Proyectos Estratégicos en Cooperación de 2022.


Compartir
Close