Escrito por 11:01 Alimentación, Comunicados, de interés, Destacados, Economía, En 22, Entrevistas, Hostelería

ENTREVISTA | José María Carrasco, director general y financiero de Cartonplast Ibérica

Compartir

Entrevistamos a José María Carrasco, CEO y CFO, de Cartonplast Ibérica, líder del mercado en embalajes de transporte reutilizables, una empresa que pone el foco principal en la sostenibilidad.

¿Qué es Cartonplast?

José María Carrasco, CEO y CFO, de Cartonplast Ibérica

José María Carrasco, CEO y CFO, de Cartonplast Ibérica

Es una empresa multinacional europea con sede en Alemania, y en concreto prestamos servicio a España y Portugal. Estamos muy orientados a las empresas fabricantes de envases de vidrio y de latas, es decir las grandes vidrieras como Verallia o Vidrala o Grupo BA, que son nuestros grandes clientes; o fabricantes de latas, como Ball o Crown. Y el valor añadido que les damos es proporcionarles un sistema de packaging retornable, reutilizable, reciclable y reparable, que les permite transportar de manera eficiente esos envases en vacío desde sus fábricas hasta los envasadores, por ejemplo, las cerveceras Heineken, Mahou o Damm o cualquier bodega o fabricantes de vino o incluso empresas de alimentación.

Cartonplast para el transporte

¿Sois pioneros en la gestión de envase reutilizable en transporte?

Totalmente. Este proyecto empezó hace 27 años y por aquel entonces todo el transporte del envase en vacío se realizaba en cartón y era material de packaging de un único uso. No era reutilizable, por lo que impacto ambiental, sobre todo, pero también el económico, era muy alto. Fuimos progresivamente ganando cuota de mercado. Ahora mismo el 80% de los envases de vidrio que se transportan en la Península Ibérica se hace a través del packaging Cartonplast.

¿Cuáles son las cifras del negocio?

Facturamos en España y Portugal en torno a 22 millones de euros en 2021. Este año facturaremos un poco más, alcanzando los 23 millones. El crecimiento anual promedio oscila entre el 5 y el 10%. Es un negocio en el que incluso en los peores momentos, como fue durante la pandemia, continuamos prestando servicio, por lo que seguimos creciendo.

¿Puede una compañía hacer negocio y ser verde?

Totalmente. De hecho, ese es uno de los ADN de la empresa. Una compañía puede ser rentable y al mismo tiempo ser sostenible. De hecho, debe serlo. Nos hemos orientado en los últimos años en esa dirección: a seguir siendo eficientes para nuestro cliente, eficientes para la sociedad en la que vivimos y eficientes para las generaciones futuras. Es decir, no se trata de dejarles una deuda pendiente a nivel medioambiental por ser rentables en el corto plazo. La respuesta es por supuesto que sí.

Cambios en el sector

¿Las industrias auxiliares de la cadena de suministro pueden marcar con sus medidas las pautas en sostenibilidad del sector?

Cuando cualquier empresa analiza su huella de carbono, no solamente se fija en el impacto que tiene su producción, su actividad, que en algún caso puede oscilar entre un 20 y un 50%, sino que también examina toda la parte logística aguas arriba y aguas abajo. Aguas arriba en nuestro caso es fundamental. El ámbito logístico dentro de una empresa como un envasador, una cervecera o un productor de vino puede ser hasta un 30%. Cuando hablo de logística no solo es la distribución de su producto, la entrega de la botella o de la lata ya llena. Sino también, y esto es muy importante, en la recepción previa de ese envase vacío. Ahí es donde nosotros jugamos un factor muy importante. El impacto de nuestro trabajo en la actividad de todo el sector es muy relevante. Podemos estar hablando de que la huella de carbono se puede llegar a reducir entre un 10 y un 15% si se hace bien.

¿Cuál es el proceso en esa cadena?

Nuestra empresa no es fabricante, simplemente utiliza el packaging retornable para prestar el servicio. Tenemos diferentes fabricantes, pero que no pertenecen al grupo. La producción del packaging que nosotros utilizamos, intercaladores plásticos y palet plásticos, se realizan en Europa, y están sometidos a todos los requerimientos medioambientales y de certificación de la UE. Los servicios que prestamos cumplen todas las normativas a nivel ISO 22000 y ISO 9001, en donde estamos también certificados. Pero, además, la base o el valor añadido que aportamos es que el producto, aunque es plástico y pueda tener una imagen de poca sostenibilidad, lo hacemos reutilizable, reciclable, reparable y con un residuo cero. Así estamos perfectamente encajados en lo que es el ámbito de sostenibilidad que buscan nuestros clientes y los clientes de nuestros clientes y además perfectamente encajados en la nueva legislación que se va a publicar el año próximo, el Real Decreto sobre envases y residuos de envases.

Gestión energética

¿Hay cifras de vuestra inversión en iniciativas sostenibles?

En 2022 vamos a invertir más de un millón y medio de euros en diferentes proyectos. Uno de los más importantes es la sustitución de líneas de higienizado de nuestro material de packaging. Porque este material se reutiliza, pero antes hay que higienizarlo, pues estamos transportando bebidas y alimentos. Vamos a sustituir varias líneas de lavado en nuestras fábricas. Tenemos tres fábricas en España, una en Madrid, otra en Barcelona y en otra en Figueira da Foz (Portugal). Esto va a suponer en torno al millón de euros. Y el resto de la inversión se dedicará a la gestión energética de la empresa. Nosotros somos intensivos en energía eléctrica para nuestro proceso fabril de higienizado y estamos instalando paneles solares en dos de las tres plantas que tenemos en la Península. En Parla ya se instaló en el mes de junio, con una inversión cercana a los 125.000 euros. En Figueira se acaba de instalar, con otra inversión en torno a 150.000 euros. Y en la Garriga se prevé en 2023 tener autogeneración eléctrica con paneles fotovoltaicos. Adicionalmente, y esto sería la tercera pata, estamos revisitando, revisando, rediseñando todos los procesos internos para optimizar nuestro consumo energético, fundamentalmente para que nuestra huella de carbono tenga un impacto positivo en los próximos 3 ejercicios. Del año 2019 al 2022 la hemos reducido en torno a un 20% por consumo energético, principalmente de electricidad.

¿Se puede cuantificar ese ahorro de emisiones?

Del 2019 al 2021 ha habido un 9% de ahorro de toneladas de CO2 emitidas. Estamos pasando de una cifra de 25,5 Tons de CO2 por cada 100.000 servicios a 23,3 Tons.

Palet plástico

¿Cuál es la implantación en el mercado de la solución de palet plástico para la industria vidriera?

Es un proyecto en el que llevamos trabajando a nivel Grupo hace un par de años. Ya tenemos el producto. Vemos que es una solución perfecta y que el mercado lo acoge como una solución muy buena básicamente porque el palet de madera, primero, desde el punto de vista de sostenibilidad, no es eficiente, tiene un número de usos que oscila entre 7-8 veces al año, mientras que el palet plástico se puede utilizar más de 50. Es decir, es un palet mucho más robusto. Tiene una estructura mucho más sólida que permite que se reutilice un mayor número de veces. Y está además realizado con técnicas de ecodiseño, utilizando el mejor peso posible, con lo que también mejora toda la parte logística, los costes de transporte y la huella de carbono del transporte del producto. Además, facilita la trazabilidad porque llega a sistemas de digitalización, de tal manera que el palet plástico, tanto para el vidriero o el latero o el envasador, permite conocer todo el trayecto, y saber qué producto está llegando a cada sitio. A nosotros nos permite conocer mejor la ubicación de cada uno de ellos, mejorando y dando agilidad a este proceso logístico. Y finalmente se evitan todos los tratamientos fitosanitarios que se tiene que dar a la madera para tenerla acorde a la legislación europea. En el palet plástico no son necesarios. Si a todo esto se une que, por la situación geopolítica, y esto es un aspecto más económico, la disponibilidad de madera ha bajado y el palet de madera es difícil encontrar, vemos al palet plástico como la solución idónea.

¿Cuál es el futuro de Cartonplast?

El futuro es continuar creciendo, de manera sostenible, lo primero de todo, que es nuestro ADN, y continuar basando ese crecimiento en soluciones válidas para nuestros clientes y para los clientes de nuestros clientes, es decir para el productor de envases y para el envasador. Soluciones que les permitan ser más eficientes desde un punto de vista económico y sobre todo desde un punto de vista sostenible. Y para eso vamos a continuar desarrollando el palet plástico para diferentes sectores, no solo ya para el envío del envase desde el fabricante al envasador, sino en la cadena de distribución porque nos llega esta demanda desde el mercado. Los propios clientes nos piden un palet que sirva también para la distribución. Es un tipo de palet diferente por dimensiones y características, pero lo están demandando. Y por otro lado continuar creciendo y avanzando en el sector de la lata, donde nuestra presencia es más limitada por el momento.

Algo que nos hayamos dejado en el tintero…

Para mí lo más importante es hacer hincapié en que para Cartonplast los últimos 27 años han sido de incidir en esas 3 R de sostenibilidad. Y en un momento como el actual y a futuro, en donde vemos la situación geopolítica muy complicada, es también tiempo de revisar, de repensar y de rediseñar desde un punto de vista sostenible todos los procesos internos para continuar mejorando la huella de carbono y ser cada vez más eficientes. Esto es lo que nos demandan nuestros clientes, la sociedad y las generaciones futuras.


Compartir
Close