Escrito por 09:39 Comunicados, Economía, Ocio, Patrocinada

Inteligencia Artificial, la baza del mercado financiero

Compartir

La Inteligencia Artificial (IA), el BigData, el blockchain y la innovación tecnológica en general ofrece distintas oportunidades a las empresas punteras y entidades financieras. Aunque requiere mucha energía para poder funcionar, es una palanca de optimización de la sostenibilidad. Verde y digital, así se plantea el futuro.

Las posibilidades de la IA vinculadas a la sostenibilidad son infinitas: mantenimiento predictivo de placas fotovoltaicas, detección de fraudes o la optimización de situación y diseño de nuevos parques solares, desarrollo del 5G, la conducción autónoma de vehículos, información capturada por drones, riego inteligente o la iluminación.

Inteligencia Artificial para invertir

La transformación y los avances tecnológicos y su manera de implantarse en las empresas figuran entre lo importante de los planes de negocio de las gestoras especializadas en fondos de inversión. No importa solo estar en la línea del desarrollo de las empresas de corte tecnológico, sino en la propia evolución del funcionamiento de los gestores.

La digitalización de las gestoras en los procesos de comercialización de fondos facilita la contratación, circunstancia que se ha visto favorecida por la pandemia de COVID-19. La automatización de procesos, tendencia imparable en todos los ámbitos de la economía, se está haciendo fuerte en la industria de la inversión. Los gestores automatizados, por ejemplo, se han convertido en un excepcional fenómeno tecnológico. Las preferencias de inversión son empresas especializadas en hardware y software, así como las relacionadas con la nube, el 5G o el Internet de las Cosas.

La Inteligencia Artificial puede ayudar a favorecer una ventaja competitiva en el día a día de las gestoras. Las nuevas tecnologías están en el foco de los procesos de decisión inversora, pero no solo como parte de un fondo, sino como herramienta en sí misma para manejar la gestión de activos. MiraltaBank, por ejemplo, ya lleva un tiempo usando una herramienta llamada Pentagon. Para entendernos, funciona como una especie de ‘Rastreator’, un comparador que permite la toma de decisiones de inversión en el mercado de bonos.

Traje a medida

Pretende la compañía que el trato con el cliente sea exclusivo, que el asesoramiento sea completo. Por eso acaba de presentar otra herramienta, Versa, enfocada a que el cliente pueda hallar su cartera de fondos ideal porque ha establecido sus necesidades y preferencias. Cada cliente tiene un perfil único gracias a estos procesos, lo que representa una diferencia con las entidades tradicionales, más limitadas por sus sesgos y por las limitaciones en infraestructura o tecnología.

Crear una cartera termina siendo como la confección de un traje a medida. Lo que se pretende es generar un alto grado de confianza del cliente, que se movilicen los ahorros establecidos en depósitos y que los fondos puedan ser un complemento a los planes de pensiones. Versa, un servicio de configurador de carteras de fondos de inversión, viene a ser como un gran menú donde el inversor elige el plato, pero también los ingredientes, y lo puede monitorizar en cada momento. Se democratizan así las inversiones gracias a la Inteligencia Artificial.

Digital Solutions

Renta 4 Banco también se apunta a las nuevas tecnologías y por eso ha puesto en marcha una unidad de desarrollo de herramientas basada en IA, denominada Digital Solutions. Las personas que la forman son expertos en lenguajes avanzados de programación, matemáticas y técnicas de machine learning e IA. Esta unidad ha traído debajo del brazo dos herramientas.

La primera, el Asesor Digital Inteligente, permite diseñar carteras de fondos de inversión ajustadas a las preferencias de inversión temática e intereses entre más de 6.000 fondos de inversión. Al cliente se le presentan tres alternativas distintas según criterios como maximizar la rentabilidad, minimizar la volatilidad o la búsqueda de un equilibrio rentabilidad-riesgo. Una vez que se elige la cartera, el programa realiza una optimización más para encontrar entre todas las clases de los fondos seleccionados, aquellos con menor comisión asociada.

Rastreos de la red

Esta herramienta, gratuita para los clientes, tiene dos modalidades: “Hazlo tú mismo” y “Lo hacemos por ti”. “Hazlo tu mismo” sirve para configurar carteras adaptadas a las preferencias del cliente en temáticas o regiones. Usa procesos de rastreo de la red para identificar las temáticas de mayor tendencia en inversión y las presenta, junto con otras más convencionales, para que el inversor, con toda la libertad y facilidad, pueda elegir aquello en lo que más le motiva invertir. Buscará luego los mejores fondos entre todas esas temáticas, para seleccionar la cartera óptima.

“Lo hacemos por ti” asesora y confecciona las carteras según preferencias y perfil de inversor. Presenta una propuesta de asesoramiento por lo que tiene en cuenta perfil de inversor y preferencias, para que la cartera de fondos de inversión sea óptima y se ajuste al inversor, bien sea conservador, moderado, tolerante o dinámico, con relación al riesgo.

Conocer los riesgos

Ambas opciones usan distintas ratios para examinar los fondos más apropiados a cada perfil. La herramienta analiza 25 ratios diferentes y los interconecta entre sí (como ratio shape, consistencia, perfil, edad, volatilidad) para optar por una cartera personalizada y única para cada cliente.

La segunda herramienta, un Simulador de Derivados, está dirigida a inversores más avanzados. Permite al cliente no solo ver la representación gráfica de la cartera de derivados que tenga y simular cambios, sino que también es posible comprobar la exposición a mercado que tendría y la estimación de resultados de las estrategias planteadas, según su probabilidad de suceso. El propósito es que el cliente conozca los riesgos y opere con mayor certidumbre.


Compartir
Close