Escrito por 12:29 Comunicados, Destacados, Legislación

La IV edición de OKPLAST, organizada por AIMPLAS, analiza la regulación de los plásticos

Compartir

AIMPLAS ha celebrado la cuarta edición de OKPLAST, su Foro de Plásticos y Legislación que en esta ocasión ha cobrado carácter de seminario internacional y que durante dos jornadas ha reunido a más de 120 profesionales de la industria del envase con el patrocinio de Andersen y Raorsa, para analizar la regulación de los plásticos.

Durante las cinco sesiones que conformaban su programa, en las que han participado 25 ponentes, se ha presentado la situación actual del sector, así como las principales novedades y tendencias en la legislación y normativas que regulan esta industria.

Ponencias sobre la regulación de los plásticos

Durante la primera de las ponencias, Pierre Henry, de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, explicó el estado del Proyecto de Reglamento de Ecodiseño para Productos (ESPR) y cómo impactará en la forma en la que se conciben y se consumen hoy en día los productos, ya que estos deberán ser duraderos, reutilizables, actualizables y reparables, no contener sustancias preocupantes e incorporar material reciclado, teniendo en cuenta el uso eficiente de energía y materias primas para su fabricación, pero también su fin de vida de forma que sean reciclables. Para ello se tendrá en cuenta la generación de residuos y su impacto en el medio ambiente a través incluso de análisis de ciclo de vida y huella de carbono.

Posteriormente, Juan Ruiz, de Plastics Europe, abordó el tema de la contaminación por plásticos en el medio marino como un problema global y presentó las acciones regulatorias en marcha por parte de los distintos países en el marco de la ONU así como las iniciativas de la propia industria como OCS (Operation Clean Sweep) y el informe Reshaping Plastics que alerta sobre la necesidad de mejorar la circularidad de los plásticos e impulsar acciones para alcanzar las cero emisiones netas en 2050. Por su parte, Mariana Reina, del Departamento de Inteligencia Competitiva y Estratégica de AIMPLAS, repasó la regulación relativa a envases y los objetivos de reutilización, contenido en material reciclado y de compostabilidad e insistió en la necesidad de educar en materia de separación de residuos por el riesgo que supone la introducción de bioplásticos en el contenedor amarillo. José Guaita, de Heura, habló de los Sistemas de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) existentes y de aquellos que se están gestando actualmente para envases comerciales en España e insistió en la gran oportunidad que representan para introducir material postconsumo en la cadena productiva de un país como España que cuenta con la mayor capacidad de reciclado de Europa por habitante. Para cerrar la primera mesa, Oscar Hernández, de ANARPLA, puso sobre la mesa el tema de la condición de fin de residuo y su regulación en España y en el resto de países de la Unión Europea.

En el segundo bloque de la jornada se abordó la aplicación de la Ley de Residuos y el impacto del impuesto al plástico. En este sentido, Angela Osma, de ANAIP, destacó el importante esfuerzo que están realizando las empresas para cumplir con esta norma y la gestión del impuesto y recordó que a partir de 2024 será necesario acreditar el contenido en reciclado mediante certificado. Mar Guardiola, de Andersen, habló de las implicaciones a nivel fiscal del impuesto y destacó la complejidad que supone la falta de armonización a nivel europeo. Enrique Benavent, investigador de Packaging en AIMPLAS, centró su ponencia en la reutilización como alternativa para reducir el impacto del impuesto y presentó el sello Designed to be Reusable de AIMPLAS. José Vicente Zaragozá, de KIWA, cerró el bloque en la misma línea centrándose en este caso en el uso de material reciclado, en la colaboración de KIWA y AIMPLAS para acreditar su trazabilidad y en la acreditación del contenido en reciclado mediante la UNE-EN 15343:2008.

La primera jornada concluyó con un bloque dedicado al reglamento REACH que regula el uso de sustancias químicas que comenzó con una ponencia sobre novedades en el registro de polímeros y en la restricción de los termoplásticos fluorados (PFAs) a cargo de Francisco Hernández, de Chemservice. A continuación, Eva Bonillo, de Servireach, abordó la aplicación del REACH en el reciclado mecánico de plásticos, mientras que Elena Adán, de BASF, hizo lo propio con el reciclado químico, un proceso que calificó de eficiente pero que todavía tiene que afrontar retos como el de implantar estas nuevas tecnologías a escala industrial o los procesos de purificación. Belén Monje, investigadora líder de Mecanoquímica en AIMPLAS, repasó las principales prohibiciones o restricciones a nivel internacional de sustancias vigiladas y preocupantes como el caso de las contenidas en los ignifugantes halogenados.

La jornada del jueves arrancó con una mesa dedicada a la certificación de producto en la que se insistió en la relevancia certificación de los productos tiene para acreditar su sostenibilidad y evitar el greenwashing. Sonia Albein, investigadora líder de Reciclado Mecánico en AIMPLAS, habló de las certificaciones que avalan la reciclabilidad como RecyClass o el contenido en reciclado como EuCertPlast, mientras que Sara García, de TÜV Austria, trató las certificaciones relacionadas con la compostabilidad y biodegradabilidad y Anna Lisa Polimeni, de IPPR, presentó la certificación Plastica Seconda Vita. Pedro Fernandes de APCER, abordó la condición de fin de residuos y su regulación en Portugal. Finalmente, Rafael Postigo, de UNE, recordó la relevancia de los estándares en la legislación para generar confianza en la propia industria y en su relación con el consumidor.

Para cerrar la jornada se abordó la regulación de los plásticos en contacto con alimentos o cosméticos de la mano de Darío Dainelli, de Darío Dainelli Policy & Regulatory Affairs, quien explicó cuáles son los retos y oportunidades del Reglamento sobre plástico reciclado para contacto alimentario, así como las principales dudas que plantea a la industria su aplicación. Por su parte, Hazel O’Keeffe, de Keller & Heckman, trató el caso estadounidense en su ponencia sobre la FDA en el reglamento de reciclado en contacto con alimentos. Raquel Requena, responsable de Salud y Seguridad del Consumidor y del Medio Ambiente en AIMPLAS, habló del papel de los bioensayos en el asesoramiento en análisis de NIAS, mientras que Eva Martínez, de AIDIMME, abordó la legislación para papel y cartón en contacto con alimentos en los distintos países e incidió en la inexistencia de una regulación a nivel europeo. También trató el tema de los plásticos como barrera funcional en este tipo de envases. Marta García, de Fakolith, habló de la innovación y sostenibilidad en barnices y recubrimientos certificados para contacto con alimentos y bebidas y repasó la diversidad de elementos que pueden estar en contacto directo o indirecto con alimentos. Gerald Renner, de Cosmetics Europe, concluyó con una ponencia sobre materiales plásticos en el sector cosmético en la que explicó cómo ante la ausencia de una regulación específica, esta se basa en la del contacto alimentario.


Compartir
Close