Escrito por 11:29 Comunicados, Destacados

Repsol recoge aceite de cocina usado para fabricar combustible renovable

Compartir

Repsol pone en marcha 134 puntos de recogida de aceite de cocina usado en sus estaciones de servicio de la Comunidad de Madrid. Se trata de un nuevo servicio que la compañía ofrece desde hoy a sus clientes para facilitar la gestión sostenible de este residuo doméstico, y conseguir obtener con ello combustible renovables. La compañía promueve así la economía circular al utilizar este aceite como materia prima para producir combustibles renovables, con cero emisiones netas de CO2.

Esta iniciativa se realiza en colaboración con la Comunidad de Madrid. La Consejera de Medioambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, ha presentado hoy este proyecto, junto al Director General del área Cliente de Repsol, Valero Marín, en una estación de servicio de Las Rozas.

Valero Marín ha destacado que “este nuevo servicio refuerza nuestro vínculo con el cliente, que es el centro de nuestra actividad. Esperamos que acojan esta acción con la misma ilusión con la que nosotros la estamos poniendo en marcha. Esta iniciativa ejemplifica, además, nuestro compromiso con la economía circular y con la descarbonización del transporte, del que queremos hacer partícipes a nuestros clientes”.

Paloma Martin ha subrayado que “es importante recordar que un litro de este líquido puede llegar a contaminar 1.000 litros de agua. El reciclaje de dicho producto es fundamental también para evitar daños en las tuberías, ya que, en la mayoría de los casos, se tira en la pila del fregadero”.

Para la recogida del aceite de cocina usado, los clientes pueden usar botellas de plástico de, al menos un litro, y entregarlo en las 134 estaciones de servicio de Repsol que actualmente cuentan con este servicio. En las próximas semanas, este servicio se ampliará hasta los 150 puntos.

Los usuarios de la aplicación Waylet podrán además beneficiarse de un descuento de 30 céntimos por litro de aceite de cocina usado entregado en los puntos disponibles en la Comunidad madrileña para un próximo repostaje o para adquirir otros productos en las más de 3.300 estaciones de servicio de la compañía en España.

Impulso a la transición energética con combustible renovable

La recogida de aceite de cocina usado en las estaciones de servicio de Repsol en la Comunidad de Madrid es una de las acciones centradas en la economía circular que se han recogido en el acuerdo que ambas entidades han suscrito recientemente para impulsar la transición energética de la región. Se establecen varias líneas de colaboración, entre las que destacan el fomento del uso de energías renovables en instalaciones públicas y la promoción y desarrollo de modelos de autoconsumo para los ciudadanos, a través de comunidades solares y energéticas.

Otro eje será la consecución de una movilidad sostenible e inclusiva en la región, con la adopción de múltiples soluciones sostenibles, como los combustibles renovables, la movilidad eléctrica y el hidrógeno renovable. En este sentido, Repsol firmó el pasado agosto un acuerdo con el Consorcio Regional de Transporte de Madrid para promover la adopción de estas soluciones sostenibles entre los operadores que forman parte de la red pública que gestiona.

Además, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha durante los últimos años diversos instrumentos de políticas medioambientales, entre los que destacan la Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid, el Plan Energético de la Comunidad de Madrid Horizonte 2020 y la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático 2013-2020 (Plan Azul+).

Repsol tiene el compromiso de alcanzar las cero emisiones netas en 2050 y transformar sus complejos industriales en polos multienergéticos que fabrican productos con baja, nula o incluso negativa huella de carbono es uno de los pilares de su estrategia. La economía circular es una herramienta clave para conseguirlo y los combustibles renovables y los materiales circulares son sólo dos ejemplos de los productos que ya se están fabricando en sus centros industriales a partir de materias primas alternativas. En octubre de 2021, la refinería de A Coruña procesó por primera vez 500 toneladas de aceite de cocina usado para fabricar gasóleo renovable.

Este año, Repsol pondrá en marcha en Cartagena (Región de Murcia) la primera planta de la Península Ibérica que fabricará anualmente 250.000 toneladas de biocombustibles avanzados a partir de residuos, que se sumarán a las 750.000 toneladas que la compañía produce actualmente. Repsol se ha marcado el objetivo de alcanzar la producción de 1,3 millones de toneladas de combustibles renovables en 2025 y 2 millones de toneladas en 2030.


Compartir
Close