Escrito por 10:07 Agricultura, Alimentación, Comunicados, de interés, Economía, Energía, Patrocinada

¿Sabrías decir en qué consiste la agricultura sostenible?

Compartir

Uno de los pilares del desarrollo sostenible es la agricultura, debido a ser una actividad que depende en una gran medida de los recursos naturales. La agricultura sostenible nace como una respuesta a la necesidad de la sociedad actual de desarrollar sistemas alternativos a formas de producción agresivas con el medio ambiente. La demanda de consumidores que buscan disponer de alimentos seguros para ser consumidos mediante los principios de mejora de la calidad del medioambiente va en aumento.

La agricultura sostenible surge como una alternativa a la problemática que se viene planteando en la agricultura tradicional, siendo uno de los métodos de producción más común durante siglos. La agricultura tradicional ha ocasionado diversos efectos negativos a nivel de salud humana y de medioambiente.

Factores que han llevado a apostar por una agricultura sostenible

La agricultura tradicional ha llevado prácticas que han fomentado la degradación del suelo, mientras que la agricultura sostenible hace uso de acciones que conservan el suelo. Otro de los factores que han llevado al cambio de paradigma ha sido el uso de pesticidas y fertilizantes en la agricultura tradicional que pueden contaminar el agua dañando la biodiversidad, ejemplo d esta práctica es lo ocurrido en El mar Menor, en Murcia, sin embargo, la agricultura ecológica apuesta por mejorar la salud del suelo y aumentar su fertilidad.

Así mismo, la agricultura que lleva empleándose durante siglos depende de combustibles fósiles para la producción de alimentos contribuyendo de esta forma al cambio climático y a la escasez de recursos no renovables.

Beneficios de apostar por la agricultura sostenible

Entre los múltiples beneficios que ofrece la agricultura de conservación se encuentra la protección del medioambiente, reduciendo la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero, además, la agricultura sostenible mejora la productividad del suelo, con el aumento de materia orgánica, con la conservación del agua en el suelo y con la mejora de la estructura del suelo.

Otro de los factores por lo que el cambio hacia una agricultura ecológica trae beneficios a largo plazo se debe a que las generaciones futuras tendrán acceso a alimentos saludables y nutritivos que no hayan estado en contacto con productos químicos. De esta forma se mejora la calidad de los alimentos que se producen y con ello la salud de la sociedad.

Llevando a cabo prácticas de agricultura sostenible, se fortalece también a las comunidades rurales ya que crea empleos locales promoviendo la agricultura familiar. La agricultura sostenible puede reducir los costos de producción al reducir la dependencia de los insumos químicos y otros recursos no renovables. La agricultura sostenible fomenta la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas que sean sostenibles a largo plazo.

Desafío a largo plazo de la agricultura sostenible

Algunos de los desafíos que tiene la agricultura ecológica es conseguir una rentabilidad económica, para de esta forma compatibilizar los objetivos medioambientales junto con la viabilidad económica. Otro de los objetivos es tratar de conseguir gestionar adecuadamente los residuos, debido a que algunos tardan muchos años en degradarse. La agricultura sostenible también trata de lograr un modelo de cultivo que no sea la excepción sino la norma, desarrollando técnicas de cultivo sostenible visibles y a la vez rentables.


Compartir
Close