Escrito por 09:52 Comunicados, de interés, Destacados, Ecología y Medio ambiente, Patrocinada

¿Cómo reciclar los productos que sustituimos en Navidades?

Compartir

Freepik

Freepik

Cada vez son más los consumidores que consideran que los regalos navideños fomentan el derroche y el consumismo. Con la llegada de la Navidad, se reemplazan unos aparatos por otros al igual que unas prendas por otras, sin embargo, desde los hogares se pueden reciclar dichos productos para afrontar las fiestas de forma sostenible, contribuyendo así a la protección del medioambiente.

A las puertas de los días de festividad, las calles de las ciudades vuelven a llenarse de luces, celebrándose incluso un mes antes de las Navidades los tradicionales encendidos. Sin embargo, no es lo único que genera un exceso de contaminación en la Navidad.

Igual que ocurre con la ropa, los juguetes son reemplazados por otros nuevos en las fechas navideñas, acabando finalmente en los contenedores, pero para ello también existen acciones alternativas que contribuyen a la protección del medioambiente.

Qué hacer con los juguetes que los niños ya no usan

En la mayoría de los hogares, los Reyes Magos o Papá Noel traen muchos juguetes que en ocasiones ni se llegan a utilizar, por lo que muchos de ellos reemplazan los que ya se tenían en casa, pero tirarlos al contenedor no es una opción cuando se puede aplicar la economía circular de forma en que los juguetes tengan una segunda vida o llevándolos a un punto limpio.

En esta época del año es necesario ser conscientes de los juguetes que tienen los niños en casa y el estado de los mismos, comprobando de esta forma si de verdad necesita nuevos evitando una compra innecesaria.

Reutilizar los juguetes siempre es posible, dándoles una segunda vida igual que a las prendas de ropa, donándolos a familiar, amigos u organizaciones que los acepten.

Cruz Roja lleva a cabo todas las Navidades una acción benéfica para que ningún niño se quede sin juguetes, o la fundación Juegaterapia, destinada a los niños con cáncer infantil para cambiar el dolor por diversión.

Los Puntos Limpios también son una acción clave para contribuir al cambio desde los hogares, donde se pueden llevar para reciclar todos los juguetes estropeados o en malas condiciones.

Segunda vida a las prendas

Uno de los principales problemas de la contaminación en la industria de la moda es la escasa gestión de la ropa al final de su vida útil, por esa razón conviene saber qué acciones se pueden llevar a cabo desde los hogares para contribuir de forma positiva con la sostenibilidad.

Con la sociedad cada vez más consciente de que el consumo de ropa puede ser muy perjudicial para el planeta llegan formas de contribuir desde casa al derroche de prendas usadas. En Navidades se tienden a sustituir unas prendas por otras que pueden ser utilizadas por otras personas. Gran parte de las estas que se tiran están en buen estado, sobre todo si se trata de ropas de niños pequeños. Es por esa razón que cada vez es más frecuente encontrarnos con plataformas para vender la ropa usada como es el caso de wallapop, micolet o la recientemente incorporada, zara pre-owned.   

Durante el año también se llevan a cabo campañas de reciclaje de ropa por parte de grandes marcas como H&M donde llevar todas aquellas prendas que se encuentran en mal estado.

En los últimos años ha proliferado el nacimiento de diversas empresas que ponen el foco en transformar la industria de la moda en prácticas más sostenibles, la gran mayoría se encarga de recibir las prendas en mal estado que desechan los hogares para finalmente clasificar los residuos fomentando la economía circular. ACTECO, Cáritas o asirtex son algunas de las empresas u organizaciones que fomentan la responsabilidad en el reciclaje textil.

Reciclar los productos electrónicos

Tras el Black Friday y aprovechando la llegada de las Navidades, regalar electrodomésticos siempre ha sido una buena opción y aunque cada vez son más las alternativas para su reciclaje, conviene tenerlas presente en estas fechas para contribuir con el medioambiente. El reciclaje de electrodomésticos emerge como una prioridad medioambiental, protegiendo el medio ambiente y garantizando un futuro sostenible. Los electrodomésticos se pueden clasificar en varias gamas entre las que se encuentran la gama marrón, la gama blanca, la gama gris o los PAE.

La basura electrónica es un peligro para el medioambiente, debido a que se encuentra una gran variedad de materiales y plásticos que en su mayoría son recuperables.

Según los RAEE, en España se recogieron más de 118.000 tonelada de residuos electrónicos en 2022. Al año se calcula que se desechan alrededor de 50 millones de toneladas en todo el mundo.

Tanto la gama marrón que cuenta con los dispositivos de imagen y sonido como la gama gris de electrodomésticos, donde se incluyen los dispositivos móviles o las tablets pueden reacondicionarse alargando su vida útil. Empresas como ANOVO buscan alargar el ciclo de vida de los dispositivos electrónicos aportando valor a cada una de las nueve fases del proceso de la economía circular en tecnología: rediseñar, reducir, reutilizar, reparar, revalorizar, renovar, remanufacturar, reconvertir y, por último, reciclar.

En cuanto a la sustitución de los electrodomésticos de la gama blanca o de los PAE, lo mejor es acudir a un Punto Limpio que posteriormente lleva los aparatos a empresas encargadas de recuperar las materias primas para transformarlas. Revertia, ACS Recycling o Recilec son algunas de las empresas autorizadas para gestionar residuos eléctricos o electrónicos.


Compartir
Close